Pasos a seguir para futuros inversores

pasos para futuros inversores

Los nuevos inversores a veces buscan ir demasiado rápido cuando la clave para el éxito en el mundo de la inversión exitosa es emular lo que llevan haciendo los mejores durante décadas.

El primer paso es a la par necesario y obvio: conseguir unos ahorros suficientes que nos permitan generar riqueza. Por si mismos, los ahorros que puedas tener en un banco no harán a nadie rico. Sin embargo, esos ahorros puestos a trabajar son tu mejor aliado.

A la hora de invertir hay miles de opciones: acciones, sellos o crear una empresa propia. En nuestro caso, nos especializamos en entender el universo de los instrumentos financieros básicos. Estos incluyen, acciones, bonos, ETFs o derivados.

Cada activo viene sujeto a un riesgo, una volatilidad y un valor percibidos por cada individuo. Por tanto, cual es el adecuado? Y lo cierto es que no hay una sola respuesta correcta.

Cada persona debe definir su horizonte temporal y su tolerancia al riesgo para encontrar los activos que más se ajustan a su forma de invertir.

Paso nº1 para futuros inversores: Entender porque vale la pena invertir

Es complicado ganar tanto dinero trabajando como para hacernos ricos. En cambio, podemos ahorrar suficiente dinero como para que nuestro dinero nos haga rico. Así es, al fin y al cabo obtener una rentabilidad por un dinero que teníamos ahorrado es la definición exacta de inversión.

El efecto del interés compuesto es la mejor manera de entender este fenómeno, o octava maravilla del mundo como le gustaba llamarlo a Einstein.

Si invertimos 10.000$ y obtenemos un rendimiento anual del 10% el primer año tendremos un total de 11.000$. Al siguiente 12.100$. Este efecto de bola de nieve mantenido en el tiempo llevara a que en 20 años con una inversión de solo 10.000$ tengamos 61.159$.

Pero y si además, en lugar de solo invertir 10.000, vamos invirtiendo parte de nuestros ahorros y reinvirtiendo los dividendos recibidos. La suma de dinero que podemos generar es inmensa.

Paso nº2 para futuros inversores: Conocer que clases de activos existen

Acciones

Las acciones son pequeñas partes de una empresa que, idealmente, compraras a un precio inferior a su valor para poder venderlo posteriormente más caro. Por ejemplo, las cifras anteriores, pongamos que una persona que invirtió 10.000 euros en 2012 en Facebook decide vender hoy sus acciones. Las hubiera comprado a 38 dolares la acción y las estaría vendiendo a 256$ a día de hoy, por una suma total de 71 miles de dolares.

Además, hay ciertas acciones que aparte de la subida de precio de la acción reparten dividendos. Si estos dividendos se reinvierten en comprar más acciones de la compañía el efecto del interés compuesto es aún mayor.

Aunque las acciones también pueden tener una perdida de valor, pero en ese caso estaríamos expuestos a perder un 100% de lo que hemos invertido en esa acción, mientras que nuestra ganancia es infinita porque esa acción puede pasar de valer 1$ a 10$ o incluso 100$.

ETFs (Fondos de Inversión)

Este activo es un conjunto de distintas acciones. Esto reduce nuestra exposición, y riesgo, a una acción en particular comprando un conjunto de diferentes acciones. Por otro lado, tambíen nos veremos vemos beneficiados si una acción en particular aumenta su valor de forma exponencial dado que solo sera una parte porcentual del total de acciones.

Por ejemplo, en el caso que queramos invertir en empresas farmacéuticas, en lugar de invertir solo en una podemos invertir en una ETF de empresas farmacéuticas que englobe distintas compañías.

Bonos

Los bonos incluyen varios tipos diferentes de valores, como bonos del Tesoro de EE. UU., bonos corporativos o bonos municipales. Es más fácil pensar en ellos como préstamos las entidades gubernamentales o a las empresas. El inversor acepta que le “pidan prestado” su dinero por un período de tiempo determinado, y le pagarán intereses y le devolverán su dinero al final del período. Generalmente, cuanto más largo sea el período, mayor será la tasa de interés.

Cabe destacar que del mismo modo que el riesgo esta muy marcado, el rendimiento también suele ser más bajo.

Paso nº3 para futuros inversores: Definir la estrategia de inversión

Inversión a largo plazo o inversión a corto plazo

El horizonte temporal será el gran determinante a la hora de definir si podemos vernos más beneficiados de invertir a largo plazo o a corto plazo. La gente joven, a la que le quedan muchos años hasta la jubilación, pueden permitirse invertir en acciones un poco más arriesgadas pero con muchisimo potencial a largo plazo.
Mientras que una persona a punto de jubilarse, con una visión más a corto plazo, buscara empresas más seguras que le ofrezcan un dividendo estable.
Entonces, como puedo empezar a invertir?

Una vez has realizado lo pertinente antes de invertir, es el momento de empezar a aprender sobre como funciona el apasionante mundo del análisis de acciones.

Aprender más
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Quienes somos y que ofrecemos?

Dedicados y comprometidos con aportar valor real y conocimientos de forma accesible a la comunidad hispanohablante.

TRENDING
Recursos Gratuïtos

Curso Principiantes

Con tu dedicación y nuestros recursos.